Garantizado el abasto de pescados y mariscos para la temporada de Cuaresma y Semana Santa 2021: Agricultura

Escuchar Articulo

*Los pescados y mariscos procedentes del mar y la acuacultura nacional contienen alto valor nutritivo y se encuentran a precios accesibles.

*Las especies disponibles para consumo en esta temporada son atún, sardina, tilapia, jurel, curvina, cazón, lebrancha, lisa, cojinuda, pargo, mojarra, lenguado, robalo, botete, camarón y sierra, entre otros.

Para el periodo de Cuaresma 2021, que inicia hoy miércoles, México

cuenta con el abasto suficiente de pescados y mariscos de producción

nacional, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Durante esta temporada, que comprenderá también la Semana Santa, se

tiene previsto comercializar alrededor de 325 mil toneladas de

productos pesqueros y acuícolas en todo el territorio nacional, con el

apoyo de los productores de pequeña escala que realizan su labor en

las zonas costeras y en cuerpos de agua dulce, destacó la dependencia

federal.

La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) resaltó que en

México se produce una amplia variedad de alimentos de alto valor

proteínico, excelente sabor, y que se pueden adquirir desde precios

que inician en 20 pesos el kilogramo y hasta en cien pesos por

kilogramo, dependiendo de la especie y región productora.

El organismo de Agricultura recomendó consumir productos extraídos de

los mares, ríos, lagunas y granjas acuícolas del país, que aportan

alto valor proteínico y vitaminas al ser humano.

Informó que las especies que más se consumen en esta temporada son

atún, sardina, tilapia, jurel, curvina, cazón, lebrancha, lisa y

cojinuda, las cuales provienen principalmente del océano Pacífico, del

Golfo de México y del Caribe mexicano.

En los mercados populares, establecimientos y expendios de venta al

mayoreo y menudeo de productos de mar, en esta temporada del año

también se comercializan pargo, mojarra, lenguado, robalo, botete,

camarón y sierra.

La Conapesca resaltó que las familias mexicanas pueden tener acceso a

una gran variedad de alimentos altamente nutritivos, gracias al

trabajo de los productores de pequeña y mediana escala, que no se ha

detenido a pesar de la contingencia sanitaria por el COVID-19.