Presentó Gobierno plan de vacunación contra la Covid-19  

Escuchar Articulo

*** Personal de salud y adultos mayores serán los primeros

Por Ignacio Arellano Mora

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, informó que la estrategia de vacunación contra el Covid19 implica otros grandes retos a los enfrentados durante la pandemia, entre los que destacan los diferentes requerimientos de manejo y administración de los prospectos de vacunas con los que se cuentan.

También, agregó, la poca disponibilidad mundial de vacunas en el corto y mediano plazo y la necesidad de no afectar la operación del programa de vacunación de nuestro país, agregó.

Recordó que México participa de manera activa en diversas iniciativas para tener acceso a la vacuna, estableciendo como prioridad siempre que la población mexicana cuente con vacunas seguras y eficaces.

“El Gobierno garantiza que la vacuna que se distribuya y se aplique cumpla con las pruebas y características necesarias para proteger la vida y seguridad de todas las personas”, afirmó.

Indicó que se tiene un total de 51 candidatos de vacunas en evaluación clínica y 163 más en evaluación preclínica, lo que calificó como algo inédito.

De este total, mencionó que 13 se encuentran ya en Fase 3 y este día se informará sobre la introducción de la vacuna en México, la importancia de su aplicación, grupos prioritarios y disponibilidad.

Subrayó, “la vacuna es sólo una medida de prevención, ya que al vacunarse no se termina la pandemia, por lo que se tiene que seguir atendiendo las medidas sanitarias recomendadas”.

También, comentó, se informará sobre los grupos prioritarios que recibirán la vacuna y los motivos de esa decisión, así como sobre la infraestructura nacional para recibir, almacenar y distribuir las vacunas, la infraestructura del programa operativo de vacunación y la evaluación de la estrategia.

LA VACUNA ABRE UN HORIZONTE DE ESPERANZA

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, anunció que el programa de vacunación requiere un fin u ordenamiento sustentado en la evidencia científica contemporánea, así como seguir las mejores prácticas, nacionales e internacionales, en control de enfermedades y diversos aspectos como la ética, igualdad social y justicia en acceso a servicios de salud.

Por ello, desde hace dos meses, el secretario de Salud determinó que el Consejo Técnico Asesor de Vacunación se dedicara de manera prioritaria a monitorear las prácticas de diseño y asesoría de diseño en el mundo en materia de la vacunación contra el Covid-19.

Destacó la participación y trayectoria de expertos en salud, economistas de la salud, derecho y sociología dentro de este grupo asesor, donde se reflexionó sobre aspectos biológicos y tecnológicos de la vacuna, así como los elementos de su correcto uso.

Subrayó la importancia de tener presente que la vacunación es todo un proceso y no se trata sólo de tener un producto.

Afirmó que la vacuna abre un horizonte de esperanza para el manejo de la epidemia en México y en el mundo, pues permite tener un giro radical de los instrumentos que se pueden utilizar para un control más efectivo y pronto de la epidemia.

Sin embargo, indicó, que se debe que tener conciencia de que la vacunación tiene sus capacidades que se complementan con otras que siguen siendo relevantes como las medidas sanitarias y la capacidad para atender a personas enfermas durante el periodo en el que la epidemia permanecerá activa.

Reiteró, “la estrategia se ampara en los principios de ética del ejercicio del poder público que el Presidente López Obrador ha señalado desde el inicio de la administración: transparencia, apertura y el involucramiento de la sociedad en una tarea que es de todos”.

Acotó, así como el manejo de la epidemia es un asunto de Estado, la política de vacunación contra la pandemia también lo es, por lo que requiere el involucramiento de todos los sectores de la sociedad.

Comentó, “existen dos documentos referenciales, el documento técnico generado por el grupo asesor, orientado para la comunidad técnica, y el documento propio de la política pública de vacunación”.

Precisó, en grupo asesor se consideró un tema importante: el acceso; al tiempo reiteró que el producto tiene que ser de calidad, seguro y eficaz y su uso correcto pude hacerlo efectivo, pero de inicio es escaso y la necesidad extensa.

Debido a ello, apuntó, “para que exista equidad en el proceso, desde el inicio el Presidente ordenó que se posicionará la perspectiva del Gobierno de México, que es de equidad y justicia distributiva para evitar acaparamiento”.

UN ACCESO EQUITATIVO

Recordó que en su momento la ONU aprobó una resolución formulada por el Gobierno de México para establecer los mecanismos necesarios para un acceso equitativo de la vacuna y, en parte, amparados en esto, surgió la plataforma Covax.

Dijo que la producción de inicio puede ser limitada, pero si los países colaboran y tiene planes estructurados se puede aprovechar esa producción limitada en una forma estratégica que permita alcanzar objetivos claros de control y prevención.

Ello dependerá, expresó, “de las realidades de cada país, así como la infraestructura nacional física y operativa, por lo que en México se aspira a aprovechar el proceso de vacunación contra Covid-19 para seguir impulsando el cerrar brechas y solventar rezagos que el programa nacional de vacunación acumuló a lo largo de varios años”.

Reiteró que de las más de 200 vacunas candidatas en el mundo, 12 son las más avanzadas y resaltó la firma de diversos convenios por parte de Jorge Alcocer para la adquisición de vacunas contra el Covid-19, destacando los suscritos con AstraZeneca para adquirir 77 millones de dosis y con Pfizer para la compra de 34.4 millones de dosis.

Además de que pronto ser firmará el contrato con CanSino para adquirir más de 30 millones de dosis.

LA PRIORIZACIÓN JUEGA UN PAPEL CRUCIAL

Por otro lado, comentó que la priorización juega un papel crucial y aunque sostuvo que todos y todas tendrán acceso a la vacuna, pues ha sido una disposición del Gobierno, se ha trabajado en la manera más conveniente para iniciar el proceso de vacunación.

Señaló que al no poderse aplicar la vacuna a todos al mismo tiempo se tiene que priorizar entre aquellas personas que resulta más conveniente proteger y por extensión proteger a todos los demás.

Son, afirmó, los trabajadores de salud en el frente de respuesta a la pandemia de Covid-19, algo semejante los esquemas de vacunación de los países europeos que han generado planes de priorización.

Sostuvo que la lógica es clara y simple de entender para todos, “si hay un grupo de profesionales que están respondiendo a la pandemia de Covid-19 es muy importante que ellas y ellos estén protegidos para poder hacer su trabajo con la mayor confianza posible, pero, además, para que no tengamos falta de estos profesionales”.

Reiteró, de inició es el personal clínico que atiende a pacientes con Covid-19, luego, por extensión, todo el personal de salud.

Luego, agregó, se tiene una priorización que depende del riesgo, que a su vez tiene que ver con la presencia de enfermedades crónicas y de condiciones sociales específicas.

SEPARAR A LAS PERSONAS POR DECENIOS DE EDAD

De acuerdo con esta priorización, se determinó separar a las personas por decenios de edad: 80 y más, 79-70, 69-60, entre otros, hasta llegar a la población de 40 años y menores.

De esta manera la priorización quedaría:

1.- Trabajadores de salud.

2.- Personas mayores de 80 años.

3.- Personas de 70 a 79 años.

4.- Personas de 60 a 69 años.

5.- Personas de 50 a 59 años.

6.- Personas de 40 a 49 años.

7.- Población menor de 40 años.

Indicó, en ese contexto, que los ensayos también establecen las condiciones de uso y acotó que en el mundo las autorizaciones sanitarias de uso y los registros sanitarios permanentes en su momento dependen de que exista evidencia de que pueden ser usados en distintas subpoblaciones, para las que la ética establece protecciones especiales, como los menores de edad y poblaciones en condiciones de vulnerabilidad, como mujeres embarazadas.

Comentó que hasta el momento ningún ensayo clínico en curso y los culminados que fueron usados como evidencia para la solicitud de autorizaciones de uso, incluyó a poblaciones menores ni a mujeres embarazadas.

Sin embargo, comentó que la buena noticia es que contrario a lo que se pensaba al inicio de la epidemia, las mujeres embarazadas no tienen un riesgo alto de tener complicaciones por Covid-19.

Informó que se contempla lograr la meta de cobertura a finales del 2021, además de recordar que también se firmó un convenio no vinculante para acceder a las vacunas de la empresa Janssen, que realiza un ensayo clínico en México.

ESTRATEGIA DE VACUNACIÓN

En cuanto a la Estrategia de Vacunación contra Covid-19 detalló que se tienen cinco etapas: 1.- Diciembre 2020-febrero 2021: Personal de Salud de primera línea contra Covid19.

2.- Febrero-abril 2021: Personal de salud restante y personas de 60 y más años.

3.- Abril-mayo 2021: Personas de 50 a 59 años.

  1. Mayo- junio 202: Personas de 40 a 49 años.

5.- Junio 2021-marzo 2022: Resto de la población.

Detalló aspectos de la etapa 1 y apuntó que se espera que el 10 de diciembre la agencia de regulación sanitaria de Estados Unidos, la FDA, tendrá una audiencia pública en la que anunciará su disposición respecto al uso de emergencia de la vacuna de Pfizer y 24 horas después lo mismo ocurrirá en México con la Cofepris.

Apuntó que se revisará el expediente de la FDA y con base en esto se llevará el proceso para la autorización sanitaria.

Una vez que se obtenga eso se tendrá identificado plenamente el momento de llegada de las vacunas y si todo marcha conforme a lo planeado, se tendrán las vacunas en los últimos días de la tercera semana de diciembre y se aplicará de inmediato.

Por ello, argumentó, se diseñó el operativo de la etapa uno con apoyo de las Fuerzas Armadas, a quien agradeció el apoyo, y se dispuso que el primer embarque de 250 mil dosis aproximadamente se utilizaría en el primer segmento del grupo de prioridad uno.

Detalló que se han dispuestos dos sitios iniciales de vacunación, Ciudad de México y Coahuila, y se analizan otros dos adicionales para cubrir varias regiones del país que permitan tener una movilización más efectiva del producto y de personas que se vacunarán: el personal de salud.