La comida chatarra satisface el hambre y llena vacíos emocionales    

Escuchar Articulo

*** Por lo que urgen ecosistemas para una sana alimentación: especialista

Por Ignacio Arellano Mora

A pesar de que en México la obesidad es una pandemia de tipo no infecciosa y el sobrepeso es un problema de salud pública tanto en adultos como en menores de edad, pues cerca de 8 de cada 10 personas adultas tienen alguno de los padecimientos antes citados.

El consumo de comida chatarra no desaparecerá ya que ésta satisface el hambre y llena vacíos emocionales de las personas, advirtió Carlos Manuel Sánchez Morales, Especialista en Nutrición y Maestro en Innovación de Empresas por la Universidad Anáhuac Campus del Mayab, por lo que urgió la creación de Ecosistemas para una Sana Alimentación.

Y es que, dijo, la prohibición y satanización de la comida chatarra a través de la Ley de Etiquetado 2020 que entró en vigor el pasado 1 de octubre sólo generó un mayor posicionamiento de la mercadotecnia en el consumidor debido que este no cuenta con la información para tomar decisiones claras.

Lo anterior se demuestra con el hecho de que las empresas dedicadas a esta industria reforzaron su publicidad subliminal emitida por debajo del umbral de percepción consciente que incita al consumo del producto.

También, director general de Baos Life,, organización dedicada a impulsar un estilo de vida saludable a través de la alimentación, indicó que dichas empresas en su estrategia han sabido combinar la necesidad de satisfacer el hambre fisiológica; el hambre hedonística relacionada con el placer y la recompensa, así como el hambre emocional vinculada a circunstancia de la vida como el estrés y sentimientos de odio, ansiedad, miedo, tristeza, cansancio e inseguridad.

De tal suerte que el mensaje de prohibición para el consumo de estos alimentos será ignorado por el consumidor ante el ritmo de vida actual relacionado con la inmediatez en las actividades diarias, incluida la comida y la existencia de castigos legislativos agresivos que no resuelven el problema de fondo.

Por el cual, reclama nuevos esquemas de alimentación en calidad y cantidad pero que no sea invasivo ni autoritario.

AUTOCUIDADO DE LA ALIMENTACIÓN

El director general Baos Life y Profesor en Liderazgo e Innovación de la Universidad Anáhuac del Mayab, Carlos Manuel Sánchez Morales, indicó que ante esta realidad las opciones más inmediatas son el autocuidado de la alimentación a través de las plataformas digitales especializadas en nutrición.

Las cuales, apuntó, están al alcance del consumidor como es el caso de la App Baos Life, tiene como propósito ser una herramienta tecnológica personalizada para la alimentación sana.

También, especialista en Nutrición en la Universidad Anáhuac del Mayab, comentó que en México sólo uno de cada diez mexicanos le dedica tiempo al cuidado de su alimentación.

Por lo que, indicó, tiene criterio para suficiente para decidir entre consumir una hamburguesa que le será servida, en cinco minutos, contra una comida más saludable que tardará 30 minutos en llegar a su mesa.

Además, aclaró, “de saber utilizar adecuadamente el etiquetado nutrimental de los alimentos procesados”.

Por ello, agregó, el reto de impulsar una cultura de la sana alimentación ante un ritmo de vida acelerado también está en manos de los pequeños, medianos y grandes restauranteros mexicanos, quienes tienen la oportunidad de acaparar más clientes en la medida en que acorten sus tiempos de elaboración de alimentos y los equiparen a los de quienes venden comida denominada “rápida” o “chatarra”.

Así la innovación del negocio y la segmentación de sus platillos con valores nutricionales serán quienes sobrevivan rumbo a las nuevas tendencias y tecnología en alimentos como la Alimentación 3D que se espera en el 2030.

“Será una opción inmediata de consumo dentro y fuera de casa”, concluyó.