El odio de “El Mencho” a García Harfuch

Escuchar Articulo

  • El problema surgió porque Garcia Harfuch encarcelo a la esposa del narcotraficante.
  • La aprehensión se efectuó en 2018 afuera de su casa ubicada en un exclusivo fraccionamiento de Guadalajara.
  • Rosalina Gonzalez Valencia fue detenida por el delito de delincuencia organizada.
  • Mañana debaten los tres candidatos más fuertes a la alcaldía Iztacalco, Fabiola Bautista del PRD, Armando Quintero de Morena y Daniel Ordóñez del PAN.

Pluma Fuente.

Por Juan Bermúdez.

Durante varios años, Rosalinda González Valencia, la esposa del Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), vivió en una de las zonas residenciales más lujosas de Guadalajara sin que fuera molestada por las autoridades; pero todo cambió en mayo del 2018, cuando fue detenida a las afueras del exclusivo fraccionamiento en que habitaba.

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), que en ese entonces comandaba Omar García Harfuch, le cerraron el paso aquella noche. Le leyeron con visible nerviosismo que había una orden de aprehensión en contra suya por “probable delincuencia organizada” y por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Sin embargo, a pesar de que solo duró unos cuantos días presa, pues el 8 de septiembre de ese año fue puesta en libertad tras el pago de una fianza de 1.5 millones de pesos, aquello fue la gota que derramó el vaso en la supuesta “lista de agravios” que el Mencho recibió por parte de Harfuch.

El siguiente mes de febrero se desató una investigación a gran escala en Puerto Vallarta, que incluyó a más de 40 agentes federales encubiertos, por el hallazgo de dos oficiales torturados que pertenecían a la AIC, en Xalisco, Nayarit.

La investigación descubrió que el subdirector operativo de la policía municipal, Ubaldo Cruz, conocido también como El Cocho, había sido el responsable de entregar a los agentes al Cártel Jalisco Nueva Generación.

También se descubrió que, con apoyo de la policía municipal, gente de Mauricio Valera Reyes, El Manotas, jefe de plaza en Puerto Vallarta, los había obligado a declarar que la PGR torturaba criminales, antes de hacer lo propio con ellos.

Poco después fue detenido el Manotas en un fraccionamiento de Bahía de Banderas, junto a otros 18 integrantes del CJNG.

Valera Reyes es primo de Carlos Andrés Rivera, La Firma, uno de los jefes principales del cártel y cuyas cuentas fueron bloqueadas en marzo pasado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Según el gobierno de Estados Unidos, La Firma sigue instrucciones del número dos del CJNG: Hugo Gonzalo Mendoza, El Sapo, encargado de “las escuelas del terror”: los campos de entrenamiento en donde el cártel enseña a matar a sus sicarios.

Investigaciones del gobierno federal y del área de inteligencia de la policía de la Ciudad de México, citadas por el periodista Héctor de Mauleón, indicaron que La Firma, y su operador principal, César Montero Pinzón, El Tarjetas, ordenaron la ejecución del exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, asesinado en el baño de un restaurante en diciembre pasado, y el atentado en contra del secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch.

Meses antes del atentado cometido en Avenida Paseo de la Reforma, una célula del CJNG llegó a la capital con diez millones de pesos para armas y gastos.

Un reporte consultado por el columnista indica que un policía originario de Autlán, Jalisco, entregó datos sobre los movimientos del entonces director de la Agencia de Investigación Criminal: su domicilio, sus horarios, sus rutas.

La célula, sin embargo, no encontró la manera de atentar contra el hoy jefe de la policía en Ciudad de México.

El Mencho, La Firma y El Tarjetas estuvieron detrás de una segunda célula compuesta entre 50 y 60 hombres que llegó a la ciudad en junio pasado, coordinada por el mismo hombre que había organizado el atentado contra el exfiscal Nájera: José Armando Briseño de los Santos, La Vaca.

Llevaban dinero para conseguir autos, armas, alojamiento. No tardaron en llegarles refuerzos, algunos de los cuales habían sido preparados en los campos de entrenamiento del cártel.

Hoy se sabe que mientras el atentado contra García Harfuch era planeado, otro grupo seguía los pasos del exgobernador Aristóteles Sandoval.

“Soy un hombre de trabajo, de palabra y no me rajo, yo soy Mencho. Soy aquél que le pega al gobierno y que le sobra fuego”. De este modo comienza el más reciente video del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quien habría repartido despensas al sur de Jalisco (al oeste de México).

En medio de las elecciones en la entidad, la organización criminal apareció, según las denuncias en redes sociales, en el municipio de Jilotlán, donde entregó despensas a la población.

A través de redes sociales aparecieron imágenes y videos, donde se ve a los pobladores recibir bolsas con alimentos básicos y el logotipo del cártel.

Una situación similar ocurrió el año pasado, durante el inicio de la pandemia por coronavirus. En diarios digitales locales publicaron fotos de personas recibiendo cajas con alimentos. Las imágenes, poco claras, aparece un logotipo de un gallo sobre la silueta del Estado de Jalisco bajo la leyenda “El Señor de los Gallos, Mencho, con el pueblo”.

Acostado sobre la costa sur de Jalisco, el municipio de Jilotlán es un territorio estratégico para los grupos criminales por la producción y el abastecimiento de precursores. Ha sido identificada como una zona de influencia del núcleo cercano a Nemesio Oseguera, alias el Mencho, presunto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Aunque la violencia en la entidad siempre ha estado presente de una u otra manera, el asesinato del ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, el pasado 18 de diciembre refleja la manera en que los cárteles de la droga se han apropiado de la escena.

El pasado 16 de marzo, Álvaro Madera López, precandidato a la alcaldía de Mezquitic —el municipio más grande y pobre de Jalisco— fue asesinado tras ser levantado por policías municipales presuntamente vinculados al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Claramente se trató de una medida extrema en un proceso de clase política y el poder local criminal.

Ese mismo día, otro aspirante a participar en las elecciones 2021 fue encontrado sin vida. Se trató de Alfredo Sevilla Cuevas, presidente municipal con licencia de Casimiro Castillo. Sevilla estaba dentro de su vehículo en un acantilado de unos 100 metros de profundidad. De este modo, los homicidas trataron de disfrazar el crimen como algo accidental. No obstante, la fiscalía confirmaría un balazo en la cabeza del edil.

En el municipio de Casimiro Castillo —dominado por el CJNG— fue derribado en 2015 un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana, que pretendía la captura de Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, el capo más peligroso de México.

La preocupante progresión del crimen organizado sobre la estructura política continuó los días posteriores. El 24 de marzo, los aspirantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), a la presidencia municipal de Tequila, Jalisco, Guillermo Cordero García y Alejandro García Gutiérrez renunciaron a su candidatura, luego de ser levantados mientras se encontraban en un restaurante.

APUNTES FIDEDIGNOS

Mañana se verán las caras y seguramente se darán hasta con la cubeta los tres candidatos principales que contienden para obtener la titularidad de la alcaldía Iztacalco, durante un debate virtual que se grabará por vía zoom.

Seguramente quien será el gran perdedor de esa “mesa de propuestas”, es precisamente el abanderado de Morena Armando Quintero, porque durante sus dos gestiones en la demarcación –cuando fue jefe delegacional y luego alcalde- ha dejado muchísimo que desear además de que se ha caracterizado por enriquecerse y obtener propiedades de lujo en la colonia Nápoles y Jardines del Pedregal, además de que también es golpeador de mujeres y si no lo creen, pregúntenle a su ex esposa, quien lo denunció penalmente por el hecho.

Y el panista Daniel Ordoñez por supuesto que le sigue los pasos al morenista, toda vez que también tiene una larga cola que le pisen pues de los 11 hijos que tiene con distintas mujeres, no les da pensión alimenticia y algunas de sus ex esposas optaron por demandarlo ante las autoridades correspondientes y por supuesto que el abanderado del PAN tuvo que huir al estado de Nayarit, de donde es originario para evadir esa acción legal.

Cabe señalar que de acuerdo con las leyes electorales no pueden participar en contiendas, personas que tengan denuncias penales interpuestas en su contra aunque los delitos por los que se les acusen hayan prescrito. Además, el presidente Andrés Manuel López Obrador recientemente dijo que no deberían participar en los comicios todos aquellos que están acusados de no otorgar la pensión alimenticia a sus hijos porque nunca serṕian buenos gobernantes ni representantes populares…¡¡¡seguiremos informando!!!

Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

@juanreportero
juanchoreportero39@gmail.com