Conversatorio virtual con Ludovic Bonleux, director del documental Guerrero 

Escuchar Articulo

*** Conmemora el Día Internacional de la No Violencia

*** Recordemos que “no hay instrumento más poderoso que la cultura de la paz”, afirmó Elías Robles Andrade

Por Ignacio Arellano Mora

La Cámara de Diputados, a través del Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación” y el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), realizó el conversatorio virtual con Ludovic Bonleux, director del documental Guerrero, para conmemorar el Día Internacional de la No Violencia.

En el marco del programa Tardes de Cine Club, donde el primer miércoles de cada mes se exhibe una película en apoyo a la cinematografía mexicana, ahora se complementa la difusión de filmes a través de las redes sociales y reunión virtual con el realizador y guionista de este documental que muestra la problemática de violencia que vive esa entidad.

Elías Robles Andrade, director del Museo Legislativo, refirió la efeméride del 2 de octubre, establecida por la ONU desde 2007, por el natalicio de Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India e ícono de la filosofía y estrategia de no violencia, que coincide con la masacre estudiantil en Tlatelolco de 1968 en México.

Destacó la importancia de recordar y sensibilizar que “no hay instrumento más poderoso que la cultura de la paz. Este tipo de contenidos cinematográficos abonan a la no violencia persiguiendo la justicia social”.

Apuntó que el séptimo arte es un bien cultural y parte del potencial artístico de México, por lo que el documental Guerrero alentará en los espectadores el pensamiento crítico y enriquecerá las nociones de la realidad. “Se dan muchas cosas positivas el tener acceso a este tipo de contenidos cinematográficos”.

ENFATIZA LA PROBLEMÁTICA QUE SIGNIFICA LA VIOLENCIA

Ludovic Bonleux, director, guionista y fotógrafo francés, radicado en México desde principios de siglo, creó Guerrero, tras doce años de recorrer y conocer las comunidades, la sierra de Tlapa y a su gente para registrar y plasmar en el celuloide la violencia que por décadas se vive en esa entidad.

Explicó que el detonante para realizar este documental social fue la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, y a través de las vivencias de tres personajes (Coni, Juan y Mario) captadas en grabaciones directas y situaciones reales, a veces tensas y peligrosas, atrapa el sentir de las familias que sufren la desaparición y búsqueda en las fosas clandestinas de un ser querido, en un genuino sentir humano.

Sobre la contribución social de Guerrero, Bonleux indicó que muestra la problemática de violencia, enseña los conflictos y debates internos existentes en las comunidades. Es un documental que invita a “ponernos en los zapatos de esas personas para abrir el debate con la sociedad civil y obligar a las autoridades a tomar medidas; es muy complejo, pero por lo menos hablamos de este tema”, sostuvo.

Señaló que por la pandemia se han generado nuevas audiencias a través de las redes sociales, donde se pueden encontrar una serie de documentales interesantes y profundos de acceso libre. Propuso incentivar al público a conocer propuestas cinematográficas diferentes que muestren problemas sociales, a la vez que cuestionó la desaparición de fideicomisos en apoyo al séptimo arte.

Erick García Corona, encargado de actividades cinematográficas del Museo Legislativo, resaltó la importancia de conversar con Ludovic Bonleux y conocer las vivencias sobre la filmación y creación de Guerrero, que “es una joya cinematográfica con una edición y montaje complejos, que trasciende los testimoniales de los personajes y de las situaciones para insertarse a profundidad en la realidad”.

Esta película, dijo, inaugura una época relevante dentro de las nuevas propuestas, convirtiéndolo en un documental histórico potente. Invitó al público a conocerlo en línea mediante Filminlatino y redes sociales.