Apoya México extradición de Caro Quintero a EUA

Caro Quintero

Escuchar Articulo

• Un tribunal colegiado federal le negó un amparo al prominente “Narco de Narcos”.
• En cuanto sea capturado, será enviado al vecino país del norte para ser juzgado por el asesinato de un agente de la DEA.
• La resolución del tribunal federal mexicano se completó el pasado viernes 30 de abril, pero apenas este lunes 3 de mayo se publicó la sentencia y los argumentos de los magistrados.
•Armando Quintero, candidato de Morena a la alcaldía Iztacalco, ya ha comenzado a dar patadas de ahogado.

Pluma Fuente

Por Juan Bermúdez.

Un tribunal colegiado federal mexicano abrió las puertas a la extradición a Estados Unidos del prominente narcotraficante Rafael Caro Quintero, conocido como “El Narco de Narcos”, luego de negarle un amparo, por lo que una vez que sea capturado podrá ser enviado al país vecino del norte, donde las autoridades lo buscan por el asesinato de Enrique “Kiki” Camarena, el agente encubierto de la DEA que operaba en México en la década de los ochenta.

El Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito resolvió confirmar la decisión recurrida por mayoría de votos. “En lo que es competencia de este tribunal colegiado, se niega el amparo solicitado por el quejoso (Rafael Caro Quintero”), precisa la sentencia.

La resolución del tribunal federal mexicano se completó el pasado viernes 30 de abril, pero apenas este lunes 3 de mayo se publicó la sentencia y los argumentos de los magistrados. En el estudio realizado por el ponente, se declara que “uno de los agravios expuestos por la parte quejosa es parcialmente fundado pero inoperante y el restante es infundado y, en lo no alegado nada hay que suplir”.

“Es así porque (…) es correcta la decisión del juez al negar el amparo por los actos materia de este recurso, al no advertir ilegalidad alguna que vulnere los derechos fundamentales” de Caro Quintero, añade la sentencia.

Kiki Camarena

Kiki Camarena

El “Narco de Narcos” argumentó que existiría un “doble juzgamiento” contra él, ya que Estados Unidos pidió su detención con fines de extradición por hechos que ya fueron juzgados en México, al haber sido enjuiciado y sentenciado por un tribunal federal e incluso, por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en el caso de “Kiki” Camarena.

Sin embargo, el tribunal precisó que “no le asiste razón a la parte quejosa en torno a ese planteamiento”. “Contrario a lo que pretende, al momento procesal en el que se emitió el acto reclamado dentro del procedimiento de extradición, no hay prueba palmaria y suficiente de que los cargos por los que es reclamado en aquel país correspondan exactamente con los mismos hechos por los que ya fue sometido a proceso y sentenciado en este país”, completaron.

“(…) aun cuando pudiera asumirse con obviedad que para el análisis de un doble juzgamiento basta la simple comparación en la denominación de los cargos que motivaron la medida cautelar reclamada frente a los que fueron objeto de enjuiciamiento por la autoridad judicial mexicana (…) eso no es suficiente para decidir desde ya, como lo pretende el quejoso, que hay una violación a su derecho fundamental a no ser juzgado dos veces por los mismos hechos, por dos razones”, destacaron los magistrados.

Por último, el tribunal colegiado mexicano argumenta que el hecho mismo de que se estuviera en el hipotético escenario de que por ciertos delitos pudiera haber sido en efecto ya enjuiciado aquí en México no impide que eventualmente se acceda a su extradición por aquellos que están fuera de ese enjuiciamiento.

Como se ha evidenciado que los agravios son infundados, procede confirmar la resolución recurrida, en lo que es competencia de este tribunal y, por las causas expuestas en la presente determinación, negar el amparo solicitado por el quejoso

“Y ello sería también razón suficiente para que la orden de detención provisional no transgreda sus derechos fundamentales. Es decir, la existencia de diversos delitos en el reclamo de su extradición sería suficiente para justificar que se libre el mandato judicial reclamado en este juicio de amparo”, concluyeron, de acuerdo con el documento consultado por este medio.

El 12 de abril de 2018, el FBI (Buró Federal de Investigación de Estados Unidos) notificó la incorporación del capo mexicano, a la lista de los diez fugitivos más buscados, y anunció su compromiso por llevar ante la justicia al peligroso criminal, responsable del brutal asesinato de Camarena.

El crimen del agente de la DEA “Kiki” Camarena, en 1985, llevó al capo mexicano a la cárcel. La justicia mexicana le condenó a 40 años, pero en 2013 , cuando aún le faltaban 12 años por cumplir, logró que un tribunal de Jalisco le dejase en libertad por un defecto de forma. Cuando la sospechosa sentencia fue invalidada, Caro Quintero ya estaba en clandestinidad.

En más de dos ocasiones, “El Narco de Narcos” ha reclamado la ilegalidad de su extradición a Estados Unidos para ser juzgado por ocho cargos penales, entre ellos el asesinato del agente de la DEA. Sin embargo, desde 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha presentado proyectos, negándole medidas precautorias.

El Programa de Recompensas de Narcóticos del Departamento de Estado ofrece USD 20 millones por información que conduzca al arresto de Rafael Caro Quintero, una de las cifras más altas, incluso por encima de otros prominentes narcotraficantes.

Desde 2013 es considerado prófugo de la justicia. Sin embargo, distintas versiones señalan que Rafael Caro Quintero, “El Príncipe del Narco”, uno de los fundadores del cártel de Guadalajara, vive en el estado de Sinaloa donde se pasea libremente, a pesar de que sobre su cabeza pesa una orden de captura y extradición.

En una foto que se difundió a través de redes sociales, el “Narco de Narcos” reapareció al lado de un joven de quien se desconoce la identidad, en la imagen aparece con el cabello más negro y con unos kilos de más en comparación con las últimas imágenes que se conocían de él, cuando desde la clandestinidad, en 2018, ofreció una entrevista a la periodista Anabel Hernández para la revista Proceso.

“Él estaba absolutamente tenso, durante poco más de 30 minutos constantemente quería frenar la entrevista y salir corriendo”, reveló la Hernández.

Vive una “situación de paranoia total, piensa que en cualquier momento lo van a atrapar”, o que incluso en operativos del gobierno de México “lo pueden asesinar“.

“Visiblemente molesto”, él negó las acusaciones de la DEA sobre que actualmente es uno de los líderes del cártel de Sinaloa.

La Agencia Antidrogas Estadounidense considera a Caro Quintero el enemigo público número uno, pues es acusado de diversos delitos como crimen organizado y tráfico de drogas y por el asesinato del ex agente Enrique ‘Kiki‘ Camarena Salazar y de su piloto, Alfredo Avelar, en 1985, quienes lograron infiltrarse en el cártel de Guadalajara en los años ochenta y al ser descubiertos fueron torturados y asesinados.

El gobierno de EEUU ofrece USD 20 millones de recompensa por información que lleve a su captura.

Tras ser detenido en Costa Rica y extraditado a México, Caro Quintero fue sentenciado a 40 años de prisión, de los cuales sólo purgó 28, luego de ser liberado el 9 de agosto de 2013, después de que un tribunal estatal mexicano concluyera que había sido juzgado de manera indebida.

Rafael Caro Quintero estuvo tras las rejas por su participación en el crimen del ex agente de la DEA. Ya en libertad, desapareció y desde entonces se le considera prófugo de la justicia.

El caso revivió luego que este 5 de marzo el diario estadounidense USA Today publicara en un artículo escrito por Brad Heath, que las autoridades están investigando nuevas pruebas que señalan que Camarena fue traicionado por un oficial de la DEA y un agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su siglas en inglés) coludidos con el narco.

El periodista señaló que los agentes y fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos obtuvieron declaraciones de testigos que implican a los agentes de la DEA y la CIA en el complot para torturar y asesinar a Camarena.

Las revelaciones habrían sido hechas por tres ex policías mexicanos que se acogieron al programa de testigos protegidos y que han aceptado que en su momento trabajaban para el Cártel de Guadalajara.

Los fiscales y agentes confirmaron a la viuda de Camarena, Mika, que los testigos proporcionaron las cuentas que supuestamente conectaban al agente de la CIA y al funcionario de la DEA con el complot. Le dijeron que estaban investigando, pero no proporcionaron detalles.

“Quiero que se sepa la verdad”, dijo Mika Camarena. “En este punto, nada me sorprendería”.

El Departamento de Justicia comenzó a reexaminar el caso en el 2019 después de admitir que la evidencia forense utilizada para condenar a dos hombres por la muerte de Camarena era muy defectuosa. Un tribunal federal desestimó sus condenas en 2017.

Fue entonces que las autoridades federales volvieron a investigar a los testigos quienes señalaron que funcionarios estadounidenses recurrieron a algunos integrantes del cártel de Guadalajara para ayudar a armar y equipar ilegalmente a rebeldes que luchaban contra el gobierno sandinista en Nicaragua, caso que se conoció como “Irán contra”.

El resultado fue una mezcla turbia de tráfico de drogas, corrupción y lucha contra el crimen en Guadalajara, Jalisco.

Tres de los testigos, los ex policías mexicanos Ramón Lira, René López y George Godoy, que habían trabajado como guardias de seguridad para los capos del cártel de Guadalajara, hablaron con USA Today y aseguraron que les dijeron a los investigadores que un oficial de la DEA y un agente de la CIA estaban presentes en reuniones donde se discutió el secuestro de Camarena. Afirmaron que el funcionario de la DEA aceptó dinero del cartel.

Los testigos dijeron que describieron los detalles a los agentes federales en 2018. René López dijo que los fiscales le mostraron fotografías antiguas de ex funcionarios estadounidenses.

El diario señaló que los testigos que proporcionaron información a las autoridades están estrechamente vinculados con un ex agente, Héctor Berrellez, quien durante mucho tiempo alegó una conexión de la CIA con la muerte de Camarena y fue acusado por un abogado defensor involucrado en el caso de alentar a un testigo a mentir.

El Departamento de Justicia se negó a responder preguntas sobre el caso, mientras que una portavoz de la DEA, Mary Brandenberger, dijo que no podía comentar sobre las investigaciones en curso.

Sin embargo, personas familiarizadas con el caso dijeron que hay razones para ser escépticos de que gran parte de la nueva investigación saldrá a la luz.

Durante la entrevista de 2018, el narcotraficante aseguró que no tenía dinero y que a donde llegaba la gente le daba de comer. Aseguró que quien diga que es uno de los cabecillas del cártel de Sinaloa “miente”.

Pidió a la DEA y al gobierno de México que fueran más cuidadosos en sus investigaciones.

En esa ocasión, aseguró que no participó en el crimen de Camarena y dijo “estuve en el lugar equivocado”.

Negó la versión de que el asesinato del agente fuera una venganza por el descubrimiento del rancho El Búfalo, de su propiedad.

“Si en algo participé o estuve involucrado, le pido perdón al gobierno de Estados Unidos, a la DEA y a la familia de Camarena también”, expresó en esa ocasión.

Aseguró que ya había pagado por su delito “si alguna vez participe”. ”No lo secuestré, no lo torture y no lo maté, si estuve en ese lugar, es mi participación nada más”.

Explicó que estaba en la casa donde torturaron a Camarena porque llegó a recoger un dinero para comprar pastura para un rancho que tenía en sociedad con Ernesto Fonseca Carrillo, otro de los integrantes del cártel que fue detenido por el caso.

Afirmó que todas las personas que participaron en el crimen de Camarena están muertas o desaparecidas, pero advirtió que un día “se sabrá la verdad” y no descartó la posibilidad de escribir un libro sobre el tema.

APUNTES FIDEDIGNOS

Ahora resulta que los medios periodísticos “mienten” y se dedican a difamar la “impecable” imagen del candidato de Morena a la alcaldía Iztacalco, Raúl Armando Quintero Martínez. El ex alcalde –quien por cierto se quiere reelegir por tercera ocasión al cargo- dice que es mentira que aún cobre como funcionario en la demarcación, puesto que obtuvo la licencia por parte del Congreso local para ausentarse y dedicarse al cien por ciento a su campaña.
Armando Quintero
Lo “curioso” del asunto es que salió a la luz pública la nómina auténtica en la que se corrobora que “Don Armando” ahora conocido por la mayoría de los iztacalquenses como “La Rata Pelona”, cobra aún como alcalde y varios funcionarios, entre ellos el ex consejero ciudadano, y ex diputado del PRD, Emilio Serrano quien tiene plaza de “aviador”, perdón, de asesor, lo apoyan en la campaña a pesar de que no han renunciado a sus respectivos cargos.

Quintero utiliza la infraestructura y recursos de la alcaldía para conducir su campaña sin mayor problema, además de que hizo pacto con grupos del crimen organizado para que lo reforzaran con recursos económicos y de esa manera se diera el gran lujo de rentar todo el quinto piso del Hotel Grand Prix para atender todos los asuntos relacionados con su contienda.

Sin duda alguna, todas las publicaciones que han salido en contra de Armando Quintero, le han dolido hasta el alma, pues en ellas se han ventilado todos los actos de corrupción más recientes que ha cometido y que le han comenzado a afectar a su candidatura, al grado de que si no los resuelve antes del 6 de junio, y si llegase a ganar, no podrá tomar posesión del cargo por tener cuentas pendientes con la justicia.

Así las cosas…¡¡¡Seguiremos informando!!!

Dudas, aclaraciones, comentarios y amenazas:

juanreportero
juanchoreportero39@gmail.com