La STPS, ACNUR y OIT, fomentan el empleo de refugiados en México

Escuchar Articulo

Mientras la Secretaria del Trabajo y Prevención Social, STyPS, junto con ACNUR y OTI, promocionan “el derecho al trabajo de personas refugiadas en México, 13 millones de mexicanos están si empleo, esto a raíz de la llegada del virus chino que causó crisis en la salud y economía del país.

Los participantes sostuvieron “que en el marco normativo en México es incluyente y brinda el derecho a regularizar la situación migratoria y al empleo de migrantes”, lo que carecen los mexicanos.

Explicaron que la “intención es triplicar la incorporación de personas refugiadas en México al mercado laboral, en entidades federativas donde no compiten en el empleo con la población local”.

Agregaron que como parte de una iniciativa de colaboración entre la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “se delinearon las estrategias para fomentar la comunicación y difusión del derecho al empleo formal de las personas refugiadas, a fin de que los empleadores conozcan el marco normativo vigente para su contratación”.

Insistieron en que “la intención es triplicar la incorporación de los refugiados y solicitantes de asilo en México al mercado laboral y optimizar los servicios de vinculación laboral en estados donde la población refugiada no compite en el empleo con la población local”.

El marco normativo en México es incluyente y brinda tanto a personas refugiadas como a solicitantes de la condición de refugiado, el derecho a regularizar su situación migratoria y a gozar del derecho a un empleo formal.

Comentaron que México se ha caracterizado históricamente por dar protección a ciudadanos de otras naciones que soliciten asilo y asimismo, por su posición geográfica, ha sido una nación de tránsito para migrantes que se dirigen a Estados Unidos; sin embargo, ante la dificultad de paso, cada vez más migrantes terminan radicando en México y tramitan su estatus de refugiados.

El alza en el número de solicitudes de asilo en México responde principalmente a las condiciones en los países de origen de los solicitantes de asilo, que les obligan a huir para salvar sus vidas, pero también responde al fortalecimiento del sistema de asilo en México.

Esto de acuerdo con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), el país recibio 2,137 solicitantes de asilo en 2014, cifra que se incrementó a 70,302 solicitudes en 2019.

Revelaron los participantes que es determinante eliminar las barreras de acceso al empleo formal que sufren estas poblaciones; por ello, a través del Servicio Nacional de Empleo, fomentamos la percepción entre los empleadores de que se trata de personas con amplia fortaleza y preparadas para cumplir cabalmente con responsabilidades laborales.

Indicaron que los refugiados representan la diversidad cultural de la región, aportan nuevos conocimientos y experiencias a las empresas, lo que repercute en un incremento de la productividad y su contratación impacta de manera positiva entre las empresas socialmente responsables.

Reiteraron que “la STPS es un aliado esencial para que cada vez más empleadores conozcan que pueden contratar personas refugiadas y consideren hacerlo.

Dijeron que la retroalimentación que hemos recibido de empresas que ya contratan personas refugiadas es que son personas agradecidas con la oportunidad laboral que se les presenta y eficientes en su desempeño”, aseguro Mark Manly, Representante de ACNUR en México.

Finalmente se indicó que entre los estados que han brindado servicios de vinculación laboral para personas refugiadas destacan Coahuila, Jalisco, Nuevo Leoìn, Aguascalientes, San Luis Potosiì, Querétaro, Puebla y Guanajuato.