Financiamiento, clave para impulsar cambio tecnológico del campo

Escuchar Articulo

El crédito un instrumento que induce cambios y desarrollo en el sector
y contribuye a generar mejores condiciones de productividad y
sustentabilidad, destacó Víctor Villalobos Arámbula, en conferencia
magistral.
Los esquemas crediticios deben consolidarse como una herramienta
inductora de innovación en el campo y promotores de inclusión de los
productores que no han tenido acceso al financiamiento ni apoyos para
sus actividades, expresó el titular de la Financiera Nacional de
Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, Baldemar
Hernández Márquez.
El financiamiento en el campo es un instrumento clave para inducir un
cambio tecnológico en el sector, generar mejores condiciones de
productividad y sustentabilidad y proveer de insumos en condiciones
accesibles, a los productores, afirmó el secretario de Agricultura y
Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, al dictar una
conferencia magistral en el “Curso virtual para candidatos a agentes
estatales”.
Los esquemas de financiamiento también permiten a los productores
emprender mejoras en sus actividades y lograr un óptimo desarrollo
productivo, lo que contribuye además a la autosuficiencia alimentaria
del país, subrayó en el encuentro organizado por la Financiera
Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND).
En su ponencia “Políticas Públicas para el sector agroalimentario”,
destacó que hoy en día el crédito es un instrumento clave en el
desarrollo del sector y las políticas públicas del Gobierno de México,
que se orientan a la generación de bienes públicos y el
fortalecimiento de los productores de pequeña y mediana escala, los
cuales requieren ser complementados con instrumentos de
financiamiento.
En las condiciones actuales, el crédito al campo cobra mayor
relevancia por el apoyo que puede dar al desarrollo de nuestro sector,
y las políticas públicas ahora se orientan a privilegiar la generación
de bienes públicos como capacitación, asistencia técnica y acceso a la
información, entre otros, que requieren ser complementados con
financiamiento para que sumen y, sobre todo, se creen sinergias,
apuntó.
Expresó que una de las tareas conjuntas que llevan a cabo la
Secretaría de Agricultura y la Financiera Nacional de Desarrollo es
promover la inclusión de productores en las cadenas de valor y el
fortalecimiento a sus capacidades productivas mediante asistencia
técnica y acceso de innovaciones tecnológicas en el campo.
Refirió que los productores de pequeña y mediana escala, agricultores,
ganaderos y pescadores deben ser la población objetivo a atender con
las necesidades crediticias, sólo así se podrá realizar la inclusión
que ha instruido el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el
marco de la Cuarta Transformación.
A lo anterior tiene que agregarse el fortalecimiento de las buenas
prácticas agrícolas para la conservación del suelo y agua, lo que a su
vez –dijo— permite garantizar el cuidado y aprovechamiento sustentable
de los recursos naturales, con una orientación hacia los ámbitos
agropecuario, pesquero y acuícola.
“El cambio tecnológico que se debe aplicar al crédito tiene que ser
respetuoso del medio ambiente y los recursos naturales, y debe
contribuir a garantizar que los productores se apropien del beneficio
logrado, y bajo estas condiciones obtener la mayor productividad
posible”, apuntó.
Villalobos Arámbula subrayó también que otra de las acciones de
colaboración entre ambas instituciones está en el desarrollo
productivo del sur y sureste del país, zona en la que se concentran
los esfuerzos de la administración federal para detonar su potencial
productivo y el de miles de productores, y donde los esquemas
crediticios juegan un papel clave.
“En el sur sureste tenemos agua y tierras disponibles, pero, sobre
todo, tenemos la gente que es el recurso más importante”, mencionó.
Añadió que existen alrededor de cinco millones de hectáreas en esta
región del país que podrían ser aprovechadas de manera sustentable
para la producción de alimentos, a través de la adopción de prácticas
agroecológicas y con innovaciones productivas que faciliten un uso
responsable de los recursos naturales.
El titular de la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario,
Rural, Forestal y Pesquero, Baldermar Hernández Márquez, coincidió en
que el crédito debe consolidarse como una herramienta que sea
inductora de un cambio tecnológico en el campo y que promueva la
inclusión de los productores que no han tenido acceso al
financiamiento ni a los apoyos para sus actividades.
Afirmó que por años el campo mexicano perdió la ruta porque los
gobiernos se olvidaron de él; sin embargo, añadió, las acciones que
actualmente se realizan buscan corregir ese camino en beneficio de la
gente y de los productores.
Agregó que como parte de los esfuerzos para brindar mejores
condiciones de bienestar se impulsan alianzas y mayor coordinación
entre la Financiera Nacional de Desarrollo e instituciones federales,
como Agricultura, y organismos de desarrollo tecnológico como el
Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y
Pecuarias (INIFAP), el Colegio de Postgraduados (COLPOS) y el Centro
Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT), entre otros.
El objetivo de generar este tipo de alianzas con instituciones y
organismos públicos y privados es ofrecer mejores condiciones de
financiamiento para los productores del país, lo que comprende
créditos seguros, flexibles, oportunos y accesibles para el medio
rural del país.