“UNA DOSIS DE SALUD CON EL DOCTOR MEZA”!!!!!!!!

Escuchar Articulo

LA VACUNA NO ES LA CURA!!!!!!!

Con respecto a la pandemia, nos estamos enfrentando a una situación paradójica. Por una parte, la disponibilidad próxima de las vacunas. esto crea realmente la posibilidad de concluir con la pandemia???

Al mismo tiempo, nos enfrentamos a una etapa de contagio, que podría ser la más grave.

Lo peor es que la misma sensación de que las vacunas están ya a la vuelta de la esquina puede estar generando entre la gente una percepción de que ya no es necesario cumplir con las medidas sanitarias recomendadas y de que podemos darnos libertades.

Además, en el contexto de las celebraciones decembrinas, de las que muchos no quieren prescindir, se crea el riesgo de una mayor aceleración de los casos.

Estamos en el peor momento. El número de contagios nuevos diarios  se ha incrementado;  la situación es crítica. Se están rompiendo los récords de contagios pero también del número de fallecidos, y la presión sobre la infraestructura hospitalaria es cada día mayor.

En el caso de México, si bien no hemos llegado al número de fallecidos que se presentaron en agosto, el disparo de los contagios nos coloca en el nivel más elevado de la pandemia. Estamos con un promedio diario de los últimos siete días de casi 9 mil 600 casos, el más elevado de todo el periodo; el número de fallecidos promedia 570 diarios y se acerca a los niveles máximos que tuvimos en junio.

Tanto en nuestro país como en el mundo hay una resistencia explicable a ordenar un confinamiento más estricto, que en estas circunstancias, es la forma más eficaz de parar los contagios.

La razón es que se sabe que un cierre de la economía provocaría un desplome aún mayor del empleo y de los ingresos. Por ello los gobiernos, resistirán hasta lo último para hacerlo.

En los casos en los cuales se ha desarrollado una estrategia de pruebas masivas y hay una búsqueda proactiva de contagiados, así como una localización de los contactos que tuvieron, hay la posibilidad de que se pueda contener el crecimiento de la pandemia sin necesidad de un confinamiento mayor.

En una economía como la mexicana, en la cual hay un alto grado de informalidad, no parece viable una estrategia de este tipo a estas alturas, sobre todo en el contexto de una política que no ha llevado apoyos específicos para las unidades productivas que han sido afectadas.

Me temo que vamos a estar en las próximas semanas en una condición en la cual haya ciertas restricciones a la movilidad, pero insuficientes para frenar los contagios y por lo tanto cambiar la dirección de la pandemia.

Me parece que aún tenemos por delante varios meses críticos en los cuales tendrán que ser los gobiernos locales, así como las empresas e instituciones, las que tomen la batuta para restringir la movilidad y tratar de frenar la pandemia, pues difícilmente creo que el gobierno federal vaya a emprenderlas. Pareciera que la única alternativa será cuidarnos a nosotros mismos. Ya que sabemos que a la fecha;  no hay tratamiento específico para la enfermedad que provoca el coronavirus y, en cambio, sí hay dudas en torno a reinfecciones, inmunidad y muchas preguntas de la población sobre si la vacuna será segura.

La primera fase de vacunación, que va de diciembre de 2020 a febrero de 2021, incluye a los profesionales que atienden la pandemia.

En la siguiente fase (febrero a abril de 2021), se vacunaría al personal de salud que no fue incluido en la etapa previa y a las personas de 60 o más años.

En la tercera etapa (entre abril y mayo de 2021) se inmunizaría a las personas de entre 50 y 59 años, mientras que en la siguiente se vacunaría a las personas de entre 40 a 49 años, entre mayo y junio del próximo año.

La etapa 5 de la campaña de vacunación incluirá al resto de la población y se proyecta que inicie en junio de 2021 y se extienda hasta marzo de 2022.

Las recomendaciones del grupo técnico,  es el que las personas que ya padecieron COVID-19 también tendrían que recibir la inyección contra el patógeno, ya que este es un virus nuevo y todavía no hay información sobre la duración de la inmunidad, el tipo y la potencia de la inmunidad aun  no se conoce a detalle

CONCLUIRE CON LA SIGUIENTE  REFLEXION:  No es posible sobrellevar una pandemia de este tipo y esperar que el coronavirus se limite naturalmente sin la producción de una vacuna.  Por lo que   “No puede existir país fuerte, cuando la salud de su población sigue débil.”

DOCTOR DE DOCTORES

MEDICO CIRUJANO Y LIDER DE EXCELENCIA

JUAN CARLOS MEZA HERNANDEZ

DIRECTOR Y FUNDADOR DE MÉDICA “CARLOS”

Facebook: Juan Carlos Meza

mail.    drjcmh13@yahoo.com.mx