“28 días más y sobreviviendo”

Escuchar Articulo

Enamorándonos del millennial

Por: Mtra. Itsú Alavez Lámbarri

¿Qué tanto importa el amor en una sociedad como la actual? ¿Qué hay más allá de la pantalla del smartphone en sus manos?
Las páginas de citas y las atacantes redes sociales.

Y la pregunta del millón, ¿dónde se encuentra el amor?
Hoy quizá detrás del cubre bocas, de la careta, del medio digital o tal vez ya no hay.

Exacto, y es que bien o mal, negarlo o no; no es relevante, porque al final del día todos buscan lo mismo, todos quieren amor.
Ser aceptados, ser amados o reconocidos.
Hoy, en tiempos millennial estamos atorados en este cuestionamiento en el que nos quedamos sin salida alguna.
Fuera de la culturas mediática y el famoso “tider” no encontramos al caballero de dorada armadura que los cuentos de hadas nos prometieron.
En cambio tenemos en frente a este millennial que sabe de tecnología, que manda WhatsApp en lugar de escribir una carta, que no conoce de flores y que hoy mata y flagela los detalles como si estos fueran pecado darlos. Quien seguro atenta contra Pedrito Fernández y su “amarte a la antigua”.
Y bueno, quizá también es suficiente, bien dicen que “en gustos se rompen géneros”.
Que angustia enamorarse en estos tiempos, y es que en lugar de preocuparse en que no nos contagien COVID, ahora pensamos en que jamás nos casaremos o algo relacionado.
¿Qué tal que ya se me fue el tren? O no…
Cuando menos lo esperas te topas con el clásico millennial, este que no está para nada de mal ver, que viste “genial”, que seguro era el galán cuando iba en secundaria, y que ahora no olvida llevar consigo el teléfono y preservativos en la cartera.
Pero siendo brutalmente honesta una desea más ello, más de lo superficial que se encuentra tan sencillo.
¿Cuántas veces no soñaste con el hombre Perfecto?
Fuera de la imagen física, al que busca en el centro comercial el mejor detalle para regalarte, el que escribe cartas a mano, deja textos todas las mañanas en tu pantalla, el que es atento, el que te toma la mano, entre mil cosas más que podríamos mencionar en el manual de “el hombre ideal”.
Preocuparse no es la solución, y buscar desesperadamente sin duda ¡tampoco lo es!
Porque terminas asfixiada en un espiral sin fin cayendo con los peores, esos que le hablan bonito a cualquiera y te aplican el típico “estira y afloja” esta de flojera.
Solo nos queda saber que no existe el hombre “ideal”, pero que si existen las parejas “ideales”, esas que se construyen día a día, a través de distintos puntos.
Tu no encuentras a la pareja perfecta, la pareja perfecta es un trabajo diario que se construye.
En ese caso, sí vas a enamorarte del millennial, ¡amiga date cuenta! Y que sea uno en el mismo canal que tú, que tenga ideas parecidas a lo que tú planeas establecer.

No te abrumes pensando de más, en que te depara el futuro, no te pases horas indagando en el zodíaco esperando que hoy los astros se alineen y te digan que sagitario es tu pareja perfecta.
Deja de angustiarte por si llega o no.
Si puedo darte un consejo, seguro diría que respires y que vivas para ti y por amor a ti.
Yo te aseguro que si el amor quiere, hoy llamará a tu puerta.
Déjate sorprender y no desesperes lo que ya llegará.

Ahora solo sonríe y conquista al mundo bajo el cubre bocas.